¿Compras vs Logística o Compras de la mano de Logística?

11.09.2017

Son muchas las consultas que nos han hecho respecto a la diferencia entre Compras y Logística...que si somos lo mismo...que si uno depende del otro...que cuál le da insumos al otro...en fin. Muchas preguntas que poca gente está en capacidad de aclarar debido a la confusión de los términos por ser usados de manera muy liberal en el entorno empresarial de hoy. Al respecto, y sin querer posar de dueños de la verdad absoluta en este tema, queremos hacer algunas precisiones desde nuestro punto de vista, esperando sirvan no sólo para aclarar estas dudas sino también para ayudar a desvirtuar algunos paradigmas y posicionar cada disciplina en su lugar correspondiente.

Para el efecto, algunas definiciones para el entorno empresarial:

Comprar: Es la acción de adquirir o contratar bienes, servicios o trabajos con fuentes externas, generalmente por vía de Órdenes de Compra, o Contratos.

Logística: es la parte de la Cadena de Suministro que maneja el transporte y almacenamiento de cualquier material (materias primas, empaques, semi-terminados y producto final) a través de la Cadena.

Frecuentemente, el término Logística se usa para hacer referencia a todas las actividades que ocurren dentro de las responsabilidades de una misma organización desde la fuente primaria hasta el cliente final y se enfoca en actividades como Abastecimiento, Distribución, Mantenimiento y Administración de inventarios.

De otra parte, Compras o Abastecimiento se refiere al proceso en el cual el proveedor entrega un bien o servicio en respuesta a una orden del cliente, teniendo en cuenta aspectos como cantidad, calidad, precio, oportunidad y logística de entrega. (Es importante aclarar que dichas órdenes provienen de la claridad de interacción entre los clientes internos y Compras, donde entre ambos establecen la relevancia de bienes directos e indirectos, al igual que la clasificación entre insumos estratégicos o generales).

Fíjese que ambas disciplinas incluyen en sus espectros algo del otro. Seguramente es aquí donde radica la confusión en sus alcances y la pregunta: ¿son disciplinas que chocan o se complementan?

Talvez si retomamos las definiciones primarias y las representamos gráficamente, podemos comenzar a plantear algunas aclaraciones.

A todas luces se pueden ver dos cosas: Lo primero es que en la Cadena de Suministro (gráfica completa), ninguno responde al otro, sino que Compras (en su modelo tradicional) le da insumos a Logística para efectuar su operación. Logística almacena y/o transporta los bienes que Compras le suministra. Segundo, que, en este modelo, sus actividades son aisladas, aunque complementarias.

Hasta aquí, ambas áreas agregan un valor importante al negocio, cada una en su espectro laboral propio. Sin embargo, analicemos esta segunda gráfica en la cual, hacemos énfasis en el cambio del término Compras por Abastecimiento Estratégico.

Cuando "Compras" deja de ser simplemente un ejecutor operativo de solicitudes y emisor de órdenes de compra (o sea que se sale de la definición antigua de "Cadena logística"), comienza a tener un papel mucho más proactivo, buscando más puntos de apalancamiento en donde pueda beneficiar a la empresa. Estos puntos de apalancamiento son también internos, no solamente en el upstream (corriente arriba) de la cadena, hacia el lado de los proveedores. Y es aquí donde aparece una simbiosis interesante, además de poderosa.

¿Con qué insumos estratégico puede negociar el área de Abastecimiento los volúmenes adecuados, los períodos de entrega y los inventarios correctos con los proveedores? Estos insumos provienen de su interacción con el área Logística: Cantidades, lotes mínimos, quién mantiene los inventarios, costo de almacenamiento, variaciones en la demanda, políticas de justo a tiempo, etc. Todos aspectos de altísima relevancia en los costos y eficiencia de la operación interna, pero que deben ser entregados al área de Abastecimiento para apalancar aún más sus negociaciones estratégicas y entregar beneficios incrementales a toda la cadena.

En ese orden de ideas (p. ej.), Logística debería retroalimentar a Abastecimiento respecto a una buena coordinación de tiempos de entrega (servicio y oportunidad), pero a la vez con elementos de capacidad de almacenamiento y/o MRO enfocados más en costo. Obviamente, negociar y adquirir los servicios de logística de la empresa debe ser responsabilidad de Compras/Abastecimiento.

Aunque son disciplinas diferentes que se tocan tangencialmente, la sinergia entre Compras y Logística resulta una fórmula poderosa para obtener eficiencias incrementales en cualquier industria.

Asociación Colombiana de Profesionales en Compras