DIME A QUIÉN REPORTAS Y TE DIRÉ QUIÉN ERES

10.09.2017

La silla vacía de Compras en las reuniones de Gerencia.

Resulta bastante inquietante, después de ver muchos perfiles de los Miembros de la Asociación y de hablar con muchos de ellos en diferentes tipos de reuniones, ver que la función de Compras está en los estados más incipientes y primarios en la industria colombiana. Hemos visto casos en que Compras reporta a Finanzas (el caso más común), a Manufactura/Operaciones, a una Gerencia Administrativa e incluso a Recursos Humanos.

Es claro que cada empresa se debe adaptar de la mejor manera a su tamaño, recursos y modelo operativo. Lo que preocupa a nuestro modo de ver es la falta de posicionamiento de un área tan relevante, que no sólo puede generar beneficios económicos de alto impacto en el crecimiento y sostenibilidad de las organizaciones, sino también beneficios relacionados con la mitigación de riesgos en calidad, transparencia, garantía de suministro y continuidad de negocio, entre muchas otras.

Lo menos que puede esperar un Presidente o Gerente General de su operación es que exista un verdadero liderazgo en cada una de las áreas de su negocio, a fin de que, en un esfuerzo conjunto y de trabajo en equipo, cada "cabeza de área" aporte sus conocimientos para lograr los resultados corporativos. Pero en este caso en particular, ¿dónde está el liderazgo en la función de Compras, si las diferentes áreas a las que reporta están concentradas en su core business (función específica) y, más aún, no tienen conocimiento de todo lo que implica un buen abastecimiento?

No es su culpa. A ningún Gerente Financiero (p. ej.) lo contratan para hacer la función de Compras; simplemente le "cuelgan" el proceso "porque tiene que ver con dinero". Igual para un Gerente de Planta, "porque tiene que ver con insumos". Y así sucesivamente. Si fuera por este tipo de justificaciones, Compras (por ser una función transversal a toda la operación) tendría innumerables reportes, pero a la final, el buen gasto y la obtención de valores agregados no tendría un doliente... un responsable (¿o varios?).

Esto simplemente refleja la triste concepción empresarial de que "comprar es fácil y por eso cualquiera lo puede hacer (o dirigir)". No nos llamemos a errores: comprar se volvió una función inherente al ser humano desde que se creó la moneda. Pero los criterios de compra personales están muy lejos de ser los mismos criterios de compra corporativos, por cuanto los requerimientos, prioridades, presupuestos y enfoque general son totalmente distintos. Seguramente es por esta concepción por la cual la Alta Gerencia encarga la función de comprar a cualquier área, y tal vez con la justificación de que "un nuevo cargo directivo no está presupuestado". Craso error. "Ahorrar" en este sentido es cerrar la puerta a la obtención de innumerables beneficios y valores agregados que pueden derivar de la Cadena de Valor y del mercado de proveedores. Compras no es un gasto: es una inversión.

En relación con esto, cuando las áreas de Compras reportan a otras áreas, invariablemente deberán obedecer a las directrices primordiales de dichas áreas (económicas o de calidad o técnicas), perdiendo el carácter holístico e integral que hace de esta función una pieza tan estratégica en cualquier empresa.

Así, los compradores estarán limitados a responder por una función puramente transaccional de acuerdo con las directrices del área de reporte, sin poder explotar todo el potencial para hacer un verdadero abastecimiento estratégico. Cabe recordar las palabras de Steve Jobs, tan pertinentes en este sentido: "No tiene sentido contratar la mejor gente y decirle qué tiene que hacer. Contratamos a la mejor gente para que nos diga qué tenemos que hacer". De hecho, en una investigación realizada por Tungsten Network en Reino Unido, partiendo de cero (donde la Alta Gerencia de las empresas encuestadas desconocía totalmente todos los beneficios que aporta un área bien entrenada, consolidada e integrada de Compras), después de la explicación pertinente, un asombroso 42% indicó inmediatamente que "la función de Compras debería tener representación en la Alta Gerencia - Junta Directiva"!

Definitivamente, la "silla vacía" de Compras en las reuniones directivas, como reporte directo a la cabeza de la empresa, es un precio muy alto a pagar, que debería ser revaluado por la Alta Dirección.

ACOPC.