Y al fin, qué es una estrategia?

08.06.2017

Muchos de nosotros aceptamos que necesitaremos de una estrategia para lograr nuestros objetivos, pero mientras que eso parece una idea bastante familiar y simple, es de hecho bastante importante entender algunos matices.

La estrategia es particularmente importante en Compras y Abastecimiento por cuanto tenemos que lidiar con proveedores - quienes no siempre comparten nuestros objetivos y tienen sus propias estrategias. Aparentemente fue Trotsky quien dijo "Puede que usted no esté interesado en la estrategia, pero la estrategia está interesada en usted". En Compras, la falta de una estrategia no quiere decir que nos quedamos quietos; significa que estamos permitiéndole a nuestros proveedores hacernos retroceder.

Sabemos por muchas investigaciones realizadas que poco o nada de tiempo se le dedica al desarrollo de estrategias de Compras; el trabajo se lleva a cabo mayormente en las prioridades del día a día, labor alienante que fácilmente puede ser pospuesta. También sabemos que muchas estrategias de categorías son realmente una lista de verificación de tareas-por-hacer, y aun cuando pueden llevar al logro de un objetivo planeado, no producen los resultados que una verdadera estrategia podría entregar.

Muchas personas concuerdan con que una estrategia es un plan para obtener un objetivo ulterior o de largo plazo. Mi descripción preferida de estrategia es "maniobrar para una ventaja competitiva futura". Así es como lo describe la Fuerza Aérea.

Entonces, ¿qué es lo que diferencia una estrategia de cualquier otro tipo de plan que se usa? He recopilado una lista de características que tipifican una estrategia:

  1. La estrategia contempla el comportamiento futuro de otros. Una estrategia de Compras necesariamente tendrá que ver con el comportamiento de un proveedor en particular, pero también con las necesidades cambiantes de sus clientes internos.
  2. Usted nunca tendrá la total certeza de cómo concluirá una estrategia. Po cuanto una estrategia puede tomar diferentes rumbos dependiendo de las acciones del otro, en principio no estaremos totalmente seguros de cómo se desarrollarán los hechos. Es por eso que una buena estrategia contempla alternativas.
  3. Generalmente se mantiene confidencial. Si otros conocen la estrategia, serán capaces de minimizar sus efectos o evitar que funcione del todo.
  4. Algunas partes de la estrategia tal vez no hagan sentido por sí solas. Obtener una ventaja a futuro puede involucrar tener que tomar acciones que talvez no tengan sentido en mérito propio.
  5. Tendrá muchos pasos y muchos puntos para toma de decisiones, lo cual significa naturalmente que tenderá a tomar más tiempo para ejecutarse. Un plan para lograr un objetivo en un solo paso tiende a ser etiquetado como táctica. Algunos consideran que lo táctico es lo opuesto a lo estratégico. Yo diría que simplemente son diferentes; no todos los objetivos requieren una estrategia.

© Artículo escrito por Tom Seal, Ejecutivo de Procurement Leaders, sobre estrategia en Compras.